a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales ac lectus.
Instagram Feed
Follow Us
Blanca de la Cruz > Blog  > Lo que descubres cuando hablas con desconocidos

Lo que descubres cuando hablas con desconocidos


El otro día salí a caminar por el parque de mi barrio; normalmente, no hablo con nadie, solo voy inmersa en mis pensamientos, observando todo con mi música de fondo. Pero ese día el paseo fue diferente. Con un poco de vergüenza, me paré a preguntarle una cosa a los jardineros. Quién me iba a decir a mí que eso iba a derivar en una interesante conversación. A veces olvidamos que detrás de un oficio, está LA PERSONA, con sus experiencias, sus inquietudes, sus sueños. Ese día, conocí a Jesús. En un primer momento, salió el diablillo que juzga a las personas por las apariencias. ¡Qué error tan grande! Pero reconozco que fue así. ¡Malditos prejuicios!

Resulta que Jesús no solo es jardinero, sino que es un artista, un apasionado de la pintura. Hablando con él resultó que teníamos más cosas en común de lo que hubiera imaginado! No le gusta estudiar, aunque siempre fue de notas altas, porque al igual que yo no entiende que los profesores, supuestamente la autoridad, tengan que dirigir su creatividad. Intenté transmitirle que si ama la pintura que luche por ello. Aunque, como mucha gente, tenías sus propias creencias limitantes: con la crisis que hay, cómo lo voy a conseguir, la cosa está muy mal, etc. Admito que antes de empezar con la fotografía tenía las mismas creencias, muros que nos ponemos para no perseguir nuestros sueños.

Ese día tenía una crisis de polineuritis pero esos 20 minutos de conversación me dieron la vida; las rodillas, expuestas al sol, estaban cada vez más rojas e inflamadas, pero la conversación era tan interesante que ¡tenía que aguantar!

Y lo mismo me pasó con Elisa Isabel Delgado, una de las chicas que trabajan en la pastelería San Rafael a la cual voy mucho con mi padre. Para mí una autentica desconocida a pesar de verla todos los fines de semana. Qué sorpresa cuando de repente veo un montón de libros ¡escritos por ella! Evidentemente, no podía salir de allí sin preguntarle y sin presentarme! Normalmente, si vemos a una persona trabajando en un mostrador pensamos ( no todos ) que solo se dedica a eso, al menos yo lo he pensado muchas veces, pero si algo estoy aprendiendo es a intentar no juzgar tanto y no dejarme llevar por las apariencias. Por eso, es tan importante intentar conocer a las personas.

La conclusión es que cuando te interesas de corazón por la vida de otras personas que no conoces es cuando te salen contactos. Si hay un evento, una fiesta a la que quieres ir pero no tienes con quien ¡ve solo! Yo lo he hecho ya varias veces y ¡no sabéis la de contactos que te pueden llegar a salir!

Y ya os contaré otro día la de gente que he conocido gracias a las redes sociales que son actualmente mis amigas. ¡Eso ya para otro capítulo!

10296131_594674450647867_3529626720022783206_o

Detrás de una apariencia puede haber una persona maravillosa con la que conectes desde el primer minuto o con la que tengas cosas en común.

¿Os ha pasado alguna vez el juzgar por las apariencias y luego llevarte una sorpresa?

Ya sabes, si quieres estar al tanto de todo lo que publique ¡suscríbete a mi newsletter!

¡Un besito Bx!

 

Blanca de la Cruz

Comments:

  • Marianela

    22 abril, 2015 at 3:42 pm

    Muy buena reflexión! Es verdad, muchas veces juzgamos sin saber nada de esa persona. Alguna vez me hecho una imagen y cuando conozco mejor a esa persona cambio totalmente de opinión.
    Una de mis mejores amiga la conocí gracias a un foro, y además, compartimos hobby!
    Saludos!

  • Miguel

    23 abril, 2015 at 12:31 am

    A mi me pasa al revés…Me juzgan a mi por las apariencias jajaja

  • rachelspuzzlethings

    24 abril, 2015 at 8:04 am

    Me ha gustado mucho este post. También he tenido experiencias en el lado opuesto, magníficas apariencias que escondían no tan magníficas sorpresas. La vida.

  • Elisa Delgado

    11 junio, 2015 at 11:41 am

    Gracias Blanca por la parte que me toca 🙂
    Mirar con los ojos abiertos es la mejor manera de descubrir el mundo. Hay tanto que no vemos!!
    Bonita reflexión.