Dos Blancas, Un Dolor

18 marzo, 2015 Blog

Llevo días sin saber sobre qué escribir y justo , mientras estoy haciendo mis 20 minutos de meditación,  ¡PUM! las ideas empiezan a amontonarse en mi cerebro; ” Blanca, concéntrate, no le hagas caso que luego lo podrás guardar en la grabadora, bla bla bla ” Esos eran mis pensamientos pero ya me estaba poniendo nerviosa pues sabía que si no los guardaba en ese momento de inspiración luego se me habrían olvidado. Así que me levanté y ¡cogí la grabadora! Mi mente me había vencido jeje

Ya que en este post desnudo mi alma vamos a ponerle banda sonora con esta maravillosa pieza compuesta por Jorge Aliaga  exclusivamente y de corazón para Bx.

 

Así pues, hoy voy a hablar de algo muy personal que siempre he tenido en mente pero nunca me atrevía a hacerlo: la Blanca de las redes sociales y la Blanca en su día a día REAL.

Todos sabemos que en las redes el postureo es algo a la orden del día, pues bien en mi caso no es de otra forma. Quizás porque quiero mostrar una imagen sonriente y divina, quizás porque no quiero sentirme diferente por tener una enfermedad. Enfermedad, ufff, odio esa palabra pero para qué adornarlo más de lo que lo adorno en facebook e instagram. Es lo que hay.

Cuando te haces una foto capturas ESE momento pero el dolor no se ve porque el dolor crónico es invisible incluso para la gente que te rodea.  ¿ Por qué parece que no paro de hacer cosas ? Porque, momento que estoy mejor, momento que aprovecho para hacer muchas fotos e ir publicándolas pooooco a poco con la herramienta Hootsuite con la que dejo las publicaciones programadas. Al ser una marca personal tengo el deber de ser constante si quiero conseguir algo así que hay que buscar soluciones para poder hacerlo y ¡esa es la mía! Se destapó el secreto jejej

Vivir con dolor crónico es insoportable y te crea una gran impotencia al no saber cómo explicarlo, al tener que lidiar con comentarios como ” Qué bien te veo, seguro que no es para tanto, si sales más que yo ( cosa que me provoca risa), etc” Hay mucha incomprensión porque hay poca información o porque la gente no quiere ver más allá. Si bien es cierto que otra razón de comentarios como esos puede ser porque yo solo muestro la Blanca Superwoman.

El día a día no es el que muestro en las redes, no es todo tan maravilloso ni muuuucho menos. Saber que si quiero salir a la calle o unirme a algún plan tengo que estar los días de antes en reposo. Pero esos días son muchas horas metida en mi casa, pegada al sofá viendo vídeos porque no puedo ponerme el ordenador encima para hacer cosas osea que las opciones de entretenimiento se limitan mucho. Pero lo peor es saber que aunque haga reposo queda la posibilidad de que llegue el día esperado, ese con el que llevo soñando y que mi cuerpo sufra una crisis inesperada. Y viceversa cancelar un plan y que ,de repente, mejore.

Realmente a veces me agobia que la gente solo vea la parte de las fotos, aunque también es verdad que es algo que he decidido mostrar yo. De ahí que mucha gente no entienda realmente lo que vivo. Pero claro si sólo me ves cuando mi cuerpo me da una semi tregua y me permite salir a la calle es normal. Sólo quien vive conmigo y quien viene a mi casa sabe mas o menos la realidad.

Cada vez que salgo a la calle solo se ve a la Blanca sonriente y feliz ( realmente lo soy), pero eso no quita el dolor que estoy teniendo por dentro por muy feliz que sea de estar en la calle. Y ,después de eso, hay mucho más. Ahora llega el momento de luchar contra mi mente porque ,está claro que merece la pena pasar un buen rato, pero cuando estoy viviendo la recuperación posterior  me cuesta acordarme. A veces es difícil decidir unirte a un plan que suponga mas esfuerzo ya que se las consecuencias que vienen después. Hasta el día de hoy, siempre he elegido salir, siempre he decidido VIVIR.

Y sí, claro que estoy mejor que hace seis años, o incluso que hace tres pero mis fuerzas van menguando porque van ya muchos años. Ahora las recuperaciones son mas cortas, pero mi mente está agotada, agotada de luchar, de la soledad, del dolor, de no saber cuándo mis piernas o mis brazos van a entrar en crisis, de las noches de insomnio, de los efectos secundarios de las pastillas, de depender de mi cuerpo para todo, por ejemplo; que llegue la hora de dormir y me entre el sueño, pero el dolor de piernas neuropático sea tan grande que no pueda estar ni tumbada ni sentada y tenga que ponerme a andar pasillo arriba, pasillo abajo – todo esto aceptando que es lo que hay en ese momento y pasará ( es muy fácil decirlo, pero cuando estas rabiando de dolor, os aseguro que es una batalla). Todo ello genera en mi mucha ansiedad y estrés con el que tengo que lidiar porque no me queda otra ¿no?

Gracias a la ayuda psicológica mas o menos se aprende a vivir con ello pero no os voy a negar que haya días y épocas en los que no vea salida y la desesperanza sea tan grande que quiera irme. Porque no hablo solo de andar o no andar, sino que el hecho de estar sentada un rato o ratito también trae consecuencias, el de estar tumbada horas porque no puedo andar también, y así una tras otra. Mi cerebro está continuamente adaptándose a los cambios diarios lo cuál es estresante creedme. Sin olvidar el estrés que me supone  – con el que lidio cada vez mejor –  tener que tomar tantas decisiones y elegir por ejemplo: si me lavo el pelo ahora me la juego a no poder salir a la calle o terminar un pedido, si retoco una foto 20 minutos se que puede ser lo único que haga ese día, si uso el whatssap 10 minutos estando tumbada, etc.

Aparte como ya sabéis por el post de la semana pasada, soy HIPERCREACTIVA , es decir no dejo de crear y siempre tengo ganas de hacer cosas pero dependo de mi cuerpo y nunca se cómo voy a estar. De hecho, hay mañanas en las que me levanto fatal y por la tarde , por arte de magia, mejoro durante unos minutos u horas.

Vivir con una limitación física también te crea muchas inseguridades y hay que trabajar la autoestima muchísimo para no derrumbarte. El conocer gente nueva, salir con un chico, ir a un sitio público, etc se convierten en auténticos retos para mí. Aunque gracias a mi psicólogo Ismael Melero he empezado a mostrar lo que me pasa y no estar todo el rato fingiendo por el miedo al rechazo, por no parecer una víctima, etc.

Se que mucha gente me ve como una luchadora y ¡admito que es halagador! pero a veces me siento como si estuviera mintiendo por esa cosa de que no muestro la realidad completa, ni mis bajones, ni mis momentos de querer tirar la toalla. ¡Pero bueno supongo que mucha gente hará lo mismo por las redes!

YO BN f fb

Y trás haber desnudado mi alma, ¡a seguir luchando!

Recordad, no os creáis todo lo que veáis en las redes sociales y COMPARTID si os ha gustado! Yuhuuuu!

Ah ! Ya tenéis la AGENDA Bx 2019 para luchadoras reinventables a la venta! 📓http://bit.ly/AGENDABx2019 

¡Un besito amores!