EL DÍA QUE DECIDÍ DEJAR LA CARRERA

2 diciembre, 2014 Blog

Me acuerdo que ya llevaba tiempo dándole vueltas a la cabeza, primero como algo IMPENSABLE; por dios! Cómo vas  a dejar la carrera Blanca?!  Si quiero trabajar tendré que tener un título!  ( Así pensaba yo, al igual que mucha gente por desgracia). Siempre fui una niña de notas altas, no me molestaba estudiar porque me gustaba aprender y tenía una disciplina muy buena gracias a la danza, la cual combinaba con clases de inglés (y salir de fiesta, que eso no podía faltar! ). Antes de que mi cuerpo se parara por problemas físicos (http://bit.ly/luchandoporundiagnostico), mi idea era la de muchos jóvenes: salir del instituto, estudiar una carrera -la que sea; si tiene salidas, mejor; y si no sabes qué te gusta, lo siento: elige rápido porque tienes que rellenar la solicitud! -.Pero durante estos 6 años que llevo con esta enfermedad rara, el hecho  de haber pasado y pasar tantísimas horas en soledad, he aprendido a ver la vida de otra forma; en particular, después de haber visto miles – ¡no exagero! – de conferencias, clases online, programas, tertulias de radio, etc.,  de gente con una mentalidad diferente: en definitiva, gente emprendedora que lucha por sus sueños.

Todo ello ha formado una Blanca nueva, con una mentalidad diferente. Mis ideas han cambiado de forma absoluta y la muestra más grande es que hace dos años dejé por fin mi carrera. Y no por mi problema físico, ni mucho menos; de hecho, seguí estudiando desde la cama con un sistema que me construyó mi padre para no usar los brazos. Y hacía los exámenes orales. Tampoco fue por vagancia: quién me conozca sabe que soy lo contrario de vaga jeje  (por eso me costó y cuesta tanto adaptarme a mi situación física).

 

workspace_06

 

¿Fue entonces porque no me gustaba? Pues lo cierto es que adoro la publicidad! Aunque tengo que admitir que la carrera me decepcionó mucho como sistema de aprendizaje. Durante este tiempo no he dejado de formarme por mi cuenta y puedo decir que he aprendido y aprendo mucho más sola que en la universidad. El haber dejado la carrera no significa que no siga formándome al contrario estudio mucho más, indago, lo llevo a la práctica, etc y todo disfrutándolo al máximo porque me encanta!

Quizás fuera esto, pero la realidad es que la idea llevaba un tiempo rondando mi cabeza  pero me daba miedo lo típico: qué pensará de mí la gente, me estaré equivocando, etc. Ese miedo que te da cuando piensas en tomar una decisión tan importante por eso dejé la idea aparcada en un rinconcito de mi mente.  Sin embargo, un día del verano de 2012, quiso la casualidad que todos los vídeos que vi -sobre grandes emprendedores, empresarios, artistas- todos tenían en común que habían dejado sus estudios.

De nuevo, la idea que había escondido en mi cerebro salió y con más fuerza que nunca. ERA EL MOMENTO. Empecé a sentir un vértigo enorme, no puedo explicarlo con palabras, era una mezcla de euforia con mucho mucho miedo. Paré el vídeo que estaba viendo, pegué un grito llamando a mi madre y lo dije. Lo dije en voz alta porfin! ” Mamá, dejo la carrera! “.  Mi madre se alegró muchísimo de que diera ese paso porque sabía que lo hacía para luchar por lo que amo, la fotografía y emprender ( mis manualidades craft vinieron después) .  Sabía que tenía una VISIÓN y que estaba dispuesta a luchar por ella más aún de lo que ya lo estaba haciendo. ¡No podía dejar de llorar de la alegría y lo bien que me sentí tras haberlo dicho! Como era de esperar, la mayoría de las personas que me rodeaban no lo entendieron y pensaban que estaba loca (que con la crisis que hay, que sin un título no iba a ser nadie en la vida, blablabla). Me afectaban esos comentarios? Mucho! Pero lo tenía tan claro que no me hicieron dudar ni un momento, al contrario reafirmaban mi decisión mucho más. Ya sabía de antemano que a, prácticamente todos los emprendedores, les habían dicho lo mismo: estaba preparada.

Con esto no quiero decir que todo el mundo deje su carrera sino que existen otras vías para alcanzar el éxito, la realización personal o tener un trabajo. No solo está la educación tradicional ni la filosofía de vida que nos han metido desde pequeñitos sino que hay muchísimas opciones. En mi caso, lo tengo claro: PASIÓN, TALENTO, ACTITUD y CONSTANCIA. Y algo no menos importante, CREER EN UNO MISMO.

Y,  después de 2 años, sigo con mi fotografía cada vez más ya que mi cuerpo me permite usar la cámara con más frecuencia y con  mi pequeño negocio de manualidades craft. Bx, mi marca, no hubiera surgido si no me hubiese atrevido a dar el paso de dejar mi carrera pues en mi situación física llevar las 2 cosas a la vez era completamente imposible. O elegía cumplir con lo socialmente establecido o luchar por mi sueño, por mi visión.

Ese verano de 2012 tomé una de las decisiones  más importantes y difíciles de mi vida. Una decisión que ha traído muchísimas cosas positivas a mi vida y que me ha hecho convertirme en lo que soy ahora: EMPRENDEDORA. 

 

idea 02

 

Uf! Es la primera vez que cuento esto públicamente! Espero que os haya gustado!

¿ CUÁL HA SIDO LA DECISIÓN MÁS IMPORTANTE QUE HABÉIS TOMADO EN VUESTRA VIDA ?  

¡NOS VEMOS CADA DÍA EN SNAPCHAT!

snapchat

blancadelacruzf